Qué es Biodanza

Para nosotros una sesión de Biodanza es un “Pacto de Ternura” que nos invita a desarrollar una mirada afectiva y empática de doble dirección: hacia uno mismo y hacia el Otro. Somos seres relacionales y por lo tanto estamos en constante relación con las personas y el mundo que nos rodea.

Biodanza propone una mirada ecosistémica de la vida y las relaciones, facilita el desarrollo y la integración de los potenciales humanos.

Su enfoque es pedagógico, terapeutico y vivencial, que genera un clima de seguridad y confianza que promueve de forma integrada una mayor coherencia existencial y una revisión de los valores de un buen vivir, utilizando como recursos la música, el movimiento y el grupo.

Una sesión de Biodanza tiene aproximadamente 2 horas de duración. Consta de una breve parte verbal, donde compartimos nuestras experiencias relativas a la sesión anterior y aclaramos nuestras dudas respeto a los contenidos teóricos de la Biodanza, y reflexiones que puedan surgir, y una parte vivencial, que consiste en una secuencia progresiva de vivencias que promueven lo antes mencionado.

Desde un punto de vista emocional, la Biodanza estimula la expresión espontánea, logrando una mayor integración entre las motivaciones internas, los gestos y el movimiento corporal, esto nos permite experimentar nuevos comportamientos y actitudes dirigidos a un estilo de vida más saludable.

Desde un punto de vista relacional, la Biodanza favorece una comunicación verbal y corporal más abierta y fluida, estimulando nuestra capacidad de expresión afectiva, así como nuestra capacidad de manejar los límites personales con claridad.